De colección. La esquina del submarino

Cecilio Fernández Bustos

Seguramente alguien tendrá alguna fotografía de aquel folklore ribereño, yo he buscado pero sin resultado. En los años cuarenta del siglo pasado, en la esquina de las calles Almíbar y Gobernador, en Aranjuez, se vendía pan de estraperlo. ¡Qué sí, no te quepa duda, pan de estraperlo! No, no se trataba de una forma de pan, el asunto era que no había pan para todos, estaba racionado y solo tocábamos a una barrita, muy pequeña y negra, por ciudadano. Siempre había en torno a esa esquina tres o cuatro señoras —tal vez más—, sentadas en sillas bajas o acurrucadas contra la pared, que guardaban exquisitas barras de pan, blanco y bien horneado, bajo sus faldas. Las guardaban, ¡claro está!, para que no se las requisaran las autoridades, pero estaban a la venta de quien quisiera comprarlas, es decir de quien tuviera dinero para pagarlas.

         Parece ser, ¡triste noticia!, que el pan empieza a faltar en algunas casas de nuestro entorno —sí, ¡cómo no!, del tuyo y del mío— No es que no se hornee bastante pan, no, ¡pan sí que hay!, lo que empieza a faltarles a muchas familias y también a ciudadanos sin compañía, es el dinero para comprar el pan. Y cuando falta el dinero para comprar el pan, ¡malo, malo, malo! Porque, si no puedes pagar el pan, difícilmente podrás pagar el colegio de tus hijos, que empieza a no ser público y pretende ser elitista —de excelencia, dicen—. Y si falta para el pan y el colegio, difícilmente nos va a llegar para el copago sanitario. Y si no hay para pan, ni colegio, ni medicinas, pues, querido amigo, ¡apaga y vámonos!

        El Submarino ha sido un comercio de larga vida, más de cien años, instalado en la esquina de referencia, con fachada a la calle de Almibar, ha mantenido abiertas sus puertas al servicio de los ribereños. El Submarino naufragó, pero la esquina permanece. Y es que, en estos tiempos que para unos no hay nada y a otros se les triplican los sueldos, tal vez sea el momento de acordarnos de lo que dijeron algunos poetas y cantaron algunos cantores. ¿Leerán a Quevedo nuestros adolescentes?

Madre, yo al oro me humillo;
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado,
de continuo ando amarillo;
que pues doblón o sencillo
hace todo cuanto quiero.
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Laberinto de pasiones. Cecilio Fernández Bustos, 1976

Laberinto de pasiones. Cecilio Fernández Bustos, 1976

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo De colección

9 Respuestas a “De colección. La esquina del submarino

  1. Pedro Santiago

    tan actual como real y lo peor es que demasiadas esquinas ya no tiene a su submarino, ya que alguna ha perdido a su cine Stuart y recientemente otra a su “onda cero Aranjuez”, por no insistir en “la situación de coma” del teatro Real Carlos III.
    De momento parece que en la zona solo resiste el Mercado de Abastos, menos mal que fue recuperado en los años 80, que si no, ya no quedaría nada de interés general y común

    • cecibustos

      Pedro:
      He ahí una hipótesis o máxima para una propuesta de desarrollo económico, social y cultural para nuestra ciudad: Construir sin destruir. Básicamente, cuando se propone acabar con algo por obsoleto, lo que habitualmente se está buscando es un pretexto, un pretexto para justificar la especulación. Las ciudades deberían crecer siempre como un organismo vivo, poco a poco y desarrollando nuevas funciones. Así también, las ciudades, deberían crecer con un ritmo razonable y equilibrado, respetando la historia y obviando el sufrimiento humano.
      Hace 20 años, en un foro público, decía yo: “…no tratamos solo de legitimar el orden social o político de esta nueva cultura, sino, también, como diría Victoria Camps, informar, nuestro discurso, «por unos principios o fines valorativos: la economía, la igualdad, la dignidad a que todos aspiramos. De lo contrario, se legitima el orden, pero no se habla de justicia».”
      ¡Qué despacio pasa el tiempo, amigo mío!
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Cecilio

  2. Pedro Santiago

    En la actualidad, el casco urbano está abandonado, deshabitado y solo queda en pie, no solo los ladrillos y el cemento, sino habitados, las inversiones publicas realizadas entre los años 86 a 93, Mercado de Abastos y Centro Cultural Isabel de Farnesio, por lo que ello provoca la siguiente reflexión, ¿Qué sería de él, sin estas dos inversiones?
    La historia, juzgará el error estratégico de urbanizar la montaña y deshabitar el casco histórico.

    • cecibustos

      Pedro:
      Desde la iniciativa privada sí se han hecho algunos esfuerzos de rehabilitación, no todos los que nos hubiera gustado, ni siempre con el pertinente acierto arquitectónico. No obstante, una espina lacera el corazón de esta ciudad, el hospital de San Carlos. Y ahí sí, la iniciativa pública debería haber intervenido ya. A lo mejor mañana, una fuerte tormenta, un golpe de viento acaba con la poca resistencia de la cubierta y se acabó.
      Gracias por tu nuevo comentario.
      Un abrazo,
      Cecilio

  3. Carlos

    Cecilio: la esquina del Submarino es un referente de mi infancia porque mi abuelo trabajó de panadero después de la guerra en la tahona de los Franceses y mi abuela consiguió sacar su familia adelante -eran nueve bocas a la mesa tres o cuatros veces al día- gracias a la venta de algunas de esas hermosas y sabrosas barras de pan blanco que con esmero horneaba mi abuelo a partir de la medianoche. Mis abuelos, republicanos y socialistas de toda la vida, no pudieron concebir, después de tantas penurias, que el pueblo soberano -que diría Anguita- fuese a otorgar su confianza a los señoritos que miran siempre por sus intereses. Efectivamente falta dinero para comprar pan, a los jóvenes, a los que quieren estudiar y a los que no, la ley Wert los va a echar fuera del sistema educativo, y la sanidad, como todo lo demás, va ser objeto de deseo para los que puedan pagarlo. En eso consiste el estupro del neoliberalismo que parece ser la gente apoya con su voto. Algunos, para justificarse, hablan de herencias y de latrocinios. Me parece bien. Siempre y cuando hagan examen de conciencia -ellos que tanto dicen ir a misa- y no pongan el delito en manos ajenas. Los suyos -los Bárcenas, los Camps, los Matas…-, con sus políticas del pelotazo nos han conducido a una crisis económica que quieren resolver del mejor modo posible. Que se mueran los feos y los pobres parecen decirnos con sarcasmo desde sus medios. Y el pueblo los volverá a votar. No tenemos arreglo. (Ya sé que tú no estarás de acuerdo conmigo, pero yo soy bastante más joven que tú pero al mismo tiempo mucho más pesimista). Gracias por la entrega. Un saludo. Carlos Manrique.

    • cecibustos

      Carlos:
      ¡Qué difícil, amigo mío, aquello de predicar y dar trigo! Se habla estos días de una empresa de Puerto Rico, con capital estadunidense (ver Redacción Médica, 7 de junio de 2013), como aspirante a la gestión de un bien público, el Hospital del Tajo. Sí, ciudadano, esa excelente infraestructura para la salud que tanto tiempo hemos esperado y que tan humana y científicamente atiende la salud de casi cien mil ciudadanos. ¿Es posible que sea eso lo que los teóricos llaman globalización?, pero no es menos cierto que sigue estando vigente, como más social y humana, la filosofía de la gestión pública de los servicios públicos.
      Cuando quieras quedamos para comernos una barra de pan mojada en aceite de oliva. También hoy, como ayer es un excelente manjar.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Cecilio

    • Pedro Santiago

      inmejorable tu comentario Carlos.

  4. Johnk711

    Fantastic beat ! I wish to apprentice while you amend your website, how can i subscribe for a blog web site? The account aided me a acceptable deal. I had been a little bit acquainted of this your broadcast offered bright clear concept kbebegebdaca

    • cecibustos

      Distinguido John:
      Gracias por asomarte a este blog. En estos momentos no tengo ninguna fotografía de la “esquina del Submarino” en los años 40 del siglo pasado, buscaré y —si la encuentro— te la haré llegar. No obstante, un bien amigo mío tiene una página llena de interés: http://www.aranjuezhistoriagrafica.com/
      Si tu interés está en conocer Aranjuez, el de ayer y el de hoy, aquí encontraras amplia información.
      Saludos,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s