ALFREDO ALCAÍN. Fotografías

Madrid en el recuerdo

 

Cecilio Fernández Bustos

 

 

Alcaín expone fotografías en Madrid, en la galería Tiempos Modernos. Fotografías de aquellas famosas fachadas que le inspiraron una de las series más importantes de la pintura pop art de la plástica española, no en vano, Valeriano Bozal, dice del autor que “es nuestro mejor y más contumaz pintor pop”. Fotografías de portadas: Vaquería, Nieves, Peluquería, Colchonería,  Casa Ángel. Belleza y perplejidad enlazan sus manos y nos descubren un Madrid de los milagros que ya no existe. Hablamos de un Madrid contemplado por Galdós, por Valle Inclán, por Pío Baroja. Aquel Madrid donde comprábamos el pan, los churros, la harina de almortas y las lentejas, las gallinejas y los entresijos, en aquellos pequeños establecimientos donde se afanaban los que fueron comerciantes de la esquina o los bajos de mi calle.

         La memoria es también la esencia del ser de las ciudades. Y las portadas de los establecimientos comerciales y las barberías que tanto inspiraron al artista, también tienen memoria y se confabulan con la memoria de la ciudad y sus ciudadanos. Las fotografías de Alfredo Alcaín nos aproximan a la nostalgia que conmueve lo que se ha ido y ya no está. 

         Parece necesario que una ciudad muera para que  alumbre otra. No debemosolvidar que las ciudades, descontroladas de la memoria, se convierten en mera mercancía para que la piqueta las sepulte en el olvido. Cada portada de esta exposición, nos transmite una emoción envuelta en luminosidad e irradian ese pequeño pellizco que origina nuestro gesticular del alma.

         La cámara de Alcaín, ojo que busca el símbolo, hace el milagro de traer ante nosotros unas imágenes que dan cuerpo y presencia a nuestra nostalgia. Técnicamente hacen el milagro, lo escuché decir en la exposición, de fijar la imagen con una categoría casi de pintura hiperrealista. Pero no, no es pintura, es fotografía dotada de excepcionalidad y de la alegría del color; presencias de esas ausencias que se nutren del paso del tiempo. De este modo las imágenes captadas ayer por Alfredo, se constituyen en memoria, ayudan a la memoria como la escritura y se sustancian en poesía. Sí, estas fotografías de Alfredo Alcaín actúan como poesía.

         A veces la ciudad, esta ciudad que llamamos Madrid, se vuelve narcisista y nos exhibe sus más bellos encantos. Y aquí, en esta exposición, el hacedor de la magia es Alfredo Alcaín, que nos trae aquellos guiños, con precisión mental en la mirada mediadora y nos permite pasar, de la ceguera, al estasis del asombro.

        

  
Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Exposiciones

5 Respuestas a “ALFREDO ALCAÍN. Fotografías

  1. A veces pienso si las fotografías sirven para algo. Quiero decir que hago muchas y a menudo las pierdo (se pierden de mi recuerdo). A veces pienso que quien levantó estos comercios sencillos pero únicos no hacían fotografías sino que regentaban sus comercios. O lo que es lo mismo, que hubo una época de levantar comercios únicos y otra época de fotografiarlos.
    Hay cosas (comercios, fotografías..) que se las lleva el viento y otras que por alguna razón permanecen y esto creo que depende de la fé y el saber en todo momento que la labor que uno hace es trascendente. Es el fotógrafo quien permanece.
    ¡Gracias Cecilio por esa exposición de palabras sobre la exposición de imágenes!

    • cecibustos

      Daniel:
      ¿Qué es el arte, para qué sirve? Preguntas que pueden recolectar tantas opiniones, como las que les asignen quienes se internen en el laberinto de las respuestas. Posiblemente, la motivación que te mueve a captar la imagen, sea la razón última de la fotografía. Y ésta no suele coincidir con la razón de lo captado, o, tal vez sí. En cualquier caso estas fotografías de Alcaín son memoria de un Madrid que ha sido y, en esa memoria, sigue siendo.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos,
      Cecilio

  2. Quiero disculparme Cecilio. No quería decir que las fotografías no valen, sino que (en mi opinión) sólo valen si el fotógrafo, al ejecutar la acción, sabe que está aportando algo trascendente. De si se posiciona frente al modelo, consciente de que él solo puede salvar al modelo del olvido. Sólo así, la fotografía metida en la cámara será revelada, llevada, cuidada, valorada y finalmente después de mucho tiempo depositada en la galería Tiempos Modernos. Todas las demás, que no están realizadas con esa fé, no llegarán nunca tan lejos, por eso creo que es el fotógrafo Alcaín mismo el protagonista, su confianza. Cecilio, hasta muy pronto y gracias.

  3. Carlos

    Cecilio: me gustaría poder visitar la exposición; me temó que, como tantas otras cosas, no podré llevarlas a cabo en estos meses duros de otoño que se avecinan. No obstante, esas breves instatáneas que muestras, y tu texto, no lo olvides, me permiten entrever un Madrid finiquitado hace mucho tiempo por la especulación y la piqueta. Un Madrid con vida de barrio obrero y literatura decimonónica. Plantear cómo será el Madrid del futuro es cuestión que requerirá grandes dosis de imaginación y optimismo: no creo que el Madrid que quieran construir para nosotros sea un Madrid humanitario y de barrio obrero. Pero nos quedan, al menos, la fotografías de Alcaín para no perder completamente la memoria de cuanto somos.

    • cecibustos

      Carlos:
      Yo llegué a conocer en vivo algunos de esos establecimientos. Y, pese al cultivo del culto al cemento, algunos quedan. Hay que llevar la cámara o el cuaderno de notas en la mano, para dejar testimonio de que aún existen. Y tomar una cerveza, un vino o un vermut, servidos en esos pocos bares de la barra estaño que aún existen. Apoyando su codo sobre la barra de uno de aquellos bares, un buen amigo me decía —Cecilio, los amigos se hacen en el estaño.
      En estos días —se acaba de celebrar el Día Internacional del Alzheimer— se habla de la memoria y es que nos preocupa, amigo mío, pues, en la memoria habita nuestra identidad.
      Gracias por tu comentario. En la página de ‘Tiempos Modernos’ puedes ver todas las fotografías de la exposición.
      Un abrazo,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s