Dicen que ya es otoño, 22 de septiembre de 2016, 16,21 horas

 

Nada mejor para recibir al otoño que una lectura sosegada de algunos poemas de Antonio Colinas, poeta castellano sensible y culto , capaz de formularse esta pregunta: ¿La luz es de los dioses o la luz es un dios? [1]

 

 

Espeso otoño

Una cascada de hojas en el aire
pone ronco rumor a los paseos.
Plenitud rezumante de los pinos,
espesa luz ardiendo en los castaños,
cristalina penumbra de las grutas.
Un viento como un dios nos acaricia,
penetra en nuestras venas como un vino,
llena de brasas todo el corazón.
Hay en el aire un trino que no acaba
cuando en el césped ruedo enajenado,
me embriago de perfumes, reconozco
y acepto la locura de este otoño.
¿Dónde el misterio, dónde la secreta
mano que va tejiendo esta estación?

 

Llueven racimos, pétalos, palomas.

 

(Una brizna de yerba hay en mi lengua.)
(Este rocío de las madreselvas.)

 

En el templo de Venus una virgen
Ha desgarrado sus vestidos blancos,
Corre entre las columnas desolada.

 

(Todo mi cuerpo dulcemente herido.)
Centauro azul sal ya del soto verde.

 

(¿Qué victoria morir en este otoño1)

 

                                   Antonio Colinas
                                   (De Truenos y flautas en un templo [1968-1970]

[1] Antonio Colinas. Noche más allá de la noche. (poema XXXIV)

 

 

Ya ha empezado (fotogrfía de CFB)

Ya ha empezado (fotogrfía de CFB)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Las cuatro estaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s