Elvira Coderch. Palabras del silencio

 

Cecilio Fernández Bustos

 

                                      Si no esperas, no te sobrevendrá lo inesperado.
                                               Heráclito el Oscuro

 

Llevaba algún tiempo buscándolo sin demasiado éxito. Sabía de su existencia y por eso lo buscaba. Hace unos días lo encontré en la Casa del Libro de Madrid y de esta forma llegó el momento de compartirlo con su autora, Elvira Coderch, y los muchos lectores que han tenido la oportunidad de asomarse a sus páginas. Palabras del Silencio es un libro singular, acogedor y amigo. La amistad es como la luz y nos ayuda a caminar, que es lo que pretende un libro como éste, construido con las voces de tantos autores que, cual magos de la sabiduría, han buscado en la palabra la luz y el sentido del ser.

         Elvira Coderch lleva años recolectando “Aforismos y reflexiones de las tradiciones espirituales de todo el mundo”. Su libro abre y señala caminos que nos llevan a la búsqueda, razón y corazón, salud, verdad, amor, felicidad, sabiduría. Los textos seleccionados son representativos de todas las culturas que se han gestado y siguen gestándose entre los hombres. Filósofos, científicos, novelistas, dramaturgos, poetas, actrices y actores, se asoman a las páginas de este libro y nos hacen sus confidentes e invitan a participar y compartir su impaciencia natural por alcanzar la sabiduría y la paz.

         Estas Palabras del Silencio que Elvira Coderch ha ido recopilando en un proceso de “búsqueda personal de serenidad, de verdad, de sabiduría —no de erudición—, de sencillez, de amor”[1], constituyen la recuperación, de forma ordenada, de un núcleo, sabiamente escogido, de lo fundamental del pensamiento humano.  

         Elvira Coderch es una profesora habitada de sabiduría y erudición,  cercana y entrañable que nos tiende la mano a través de un blog —Flores y palabras ( http://floresypalabras.blogspot.com/) donde habitan la palabra y la imagen, divulgando e informando sobre vidas de seres excepcionales: humanos, animales y plantas. Sus debilidades son la fotografía y la pintura, pero es acogedora de la música y de las plantas por las que siente una especial devoción. También es recolectora de lo que se ha pensado y se piensa, he ahí Palabras del Silencio

         El libro está perfectamente organizado con esa estructura que indicábamos más arriba: búsqueda, razón y corazón, salud, verdad, amor, felicidad, sabiduría. Además, un prefacio en el que la autora nos explica cómo surgió el libro, fruto de las anotaciones que iba tomando de aquellas lecturas que incendiaban su atención. Igualmente un número importante de fotografías ilustran el libro, concebido, por su formato, como pequeña joya a consultar y conservar.

         Tras felicitar a Elvira Coderch por el acierto de Palabras del Silencio, nada mejor para cerrar esta breve presentación que incluir un pequeño ramillete de los pensamientos recopilados en el libro.

 

         Cuando alguien da, recibir es un acto de generosidad.
                   Joan Brady             
 
                   Cuando el sabio señala la luna, el necio se queda mirando el  dedo.
                   Proverbio oriental
 
Yo he buscado siempre agitar, y a lo sumo sugerir, más que instruir. No vendo pan, sino levadura o     fermento.
                   Miguel de Unamuno
 
                   Transformar una experiencia en conciencia, en esto estriba ser
hombre.
                   André Malraux
 
                   Meditar es permitir que nos invada el silencio.
                   Consuelo Martín
 
                   El que quiere en esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos
disgustos en la vida.
                   Francisco de Quevedo
 
                   Intento comprender la verdad, aunque esto comprometa mi ideología.
                   Grahan Greene
 
                   Cuanto más se enjuicia, menos se ama.
                   Chamfort
 
Dicen que el amor es ciego. No: La pasión puede ser ciega. El verdadero amor es siempre lúcido. La pasión ciega es aquella que te arrastra, que te puede. Hay otra clase de pasión que es entusiasmo por la vida, vibración, ilusión.
                   Elvira Coderch

[1] Elvira Coderch. Palabras del Silencio. Editorial Oceano, Barcelona

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Un poeta, un libro

13 Respuestas a “Elvira Coderch. Palabras del silencio

  1. Bueno, bueno… ¡Un millón de gracias, Cecilio!!! Una generosa reseña llena de afecto.

    Un fuerte abrazo (me has dejado sin palabras)

    • cecibustos

      Elvira:
      Me alegra que te haya parecido bien. A mí me ha gustado tu libro, porque es bueno y oportuno, y eso es lo que he contado en esta entrada.
      El blog, Flores y palabras, lleno de contrastes, me parece una luna grande y luminosa, un ‘erase una vez’ que se va construyendo día a día. Sí, amiga mía, lo que conozco de tu obra me gusta.
      Un abrazo,
      Cecilio

  2. Me olvidaba: aunque ya no se ha vuelto a editar (se hicieron 3 ediciones y una reimpresión de la tercera edición), he visto que se puede comprar por internet en algunas librerías a las que les queda algún ejemplar.

    Gracias de nuevo!! 🙂

  3. Estoy feliz de leer esta bonita reseña sobre el libro de Elvira, de la que soy amiga y admiradora, no sabría decir si más de una cosa que de la otra.
    No tengo el libro, pero he leído algunas de esas citas y tienen el sello del buen gusto que caracteriza a la autora, una mirada sincera y delicada, la misma con la que selecciona arte, flores y palabras en su blog.

    Un saludo!

    • cecibustos

      Montse:
      Me alegra que coincidamos y que nos sumemos a los que aprecian el trabajo de Elvira. El libro es una invitación a navegar por el pensamiento y las emociones de los textos. Un placer en definitiva. Y, ¡claro está! una buena herramienta para sentir y comprender mejor.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Cecilio

  4. Charo

    Excelente reseña! Yo no lo hubiese descrito mejor. Tuve el privilegio de tener el libro ante mis ojos y deleitarme con cada una de sus acertadas “palabras de silencio”. Después, al cerrarlo, se producía un gratificante lapso de tiempo para pensar, comprender, digerir cada uno de los valiosos mensajes tan sabiamente escogidos y ordenados. Y muchos de estos mensajes siguen paseando por mi cabeza al día de hoy. O me hacen sonreír cuando veo su significado materializado en las relaciones humanas.

    Gracias, Elvira, por esta joya. Enhorabuena, Cecilio, por haber sabido transmitirlo con tanta belleza y acierto.

    Un beso.

    • cecibustos

      Charo:
      No sé si he tenido la oportunidad de vadear alguno de tus blogs, si es que los tienes. Pero tu comentario me ha parecido una hermosa visión del conocimiento que tienes de la obra de Elvira. Justicia poética y libertad para disfrutar de tanto espacio de belleza y conjunción.
      Gracias por tu comentario.
      Un beso,
      Cecilio

  5. Carlos

    Cecilio: no conocía a la autora hasta que tú la has presentado maravillosamente en esta entrada de tu blog. Anoto la reseña y donde puedo encontrar su libro. Encuentro concomitancias entre este estupendo libo y tus dotes creativas: pequeños ramilletes de sabiduría concentrada en cápsulas que reúnen a partes iguales poesía y pensamiento. Música de la palabra, un festín para el pensamiento libre -y lúcido-. Este tiempo de otoño se presenta propicio para el recogimiento y la lectura; para conocer vuestra obra de creación a través de los blogs y de este libro que reseñas con el acierto y el rigor que son característicos de ti. Seguimos en contacto, en comunicación a través de las palabras que custodian el saber adquirido por el hombre a lo largo de cientos de años de evolución. Un saludo. Carlos.

    • cecibustos

      Carlos:
      En esta ocasión la protagonista es Elvira y su libro. Me gratifica ver como se producen las interconexiones por las que puede fluir la cultura y el conocimiento del arte. Geografías distintas pero profesiones cercanas, la educación y la enseñanza, hacen que las miradas de quienes contemplamos vuestras obras -la de Elvira y la tuya- tengamos un espacio de coincidencia para buscar la luna, la de Lorca y la de Camus.
      Gracias por tu hermoso y sincero comentario.
      Un abrazo,
      Cecilio

  6. ¡Muchísimas gracias a todos, Cecilio, Montse, Charo y Carlos!!!
    Por cierto, Cecilio, con tu estupenda selección de citas también podrías publicar un libro que compraría con muchísimo gusto.

    Un fuerte abrazo a los cuatro

  7. Sigo el blog de Elvira hace años, es precioso. Me alegro tanto de esta reseña tan cariñosa. Coincido con ella en el ámbito educativo y en su amor al arte y a las flores que fotografía de maravillas.
    Un abrazo para los dos.
    Beatriz

    • Eres muy amable, Beatriz. ¡Mil gracias! Tu blog es un encanto y gracias a él descubrí a Daniel Garber y a varios otros artistas. 🙂 Un abrazo

      • cecibustos

        Beatriz:
        Fue el blog de Elvira el que me descubrió el tuyo, “Sureando”, que sigo a diario. Como puedes ver, nuestra amiga y su obra van cosechando admiración y admiradores. Tú y yo somos parte de ese grupo que entrevé, a través de Elvira, un mundo para la vida.
        También tu blog, Beatriz, me parece un trabajo lleno de encanto y sinceridad, que merece ser admirado y seguido.
        Gracias, muchas gracias por entrar en esta página, como yo en la tuya, de la mano de Elvira Coderch.
        Un abrazo,
        Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s