Dibujos y sonrisas: Ramón Peche Sánchez

Cecilio Fernández Bustos

 

…todo artista va de la vida al lenguaje y todo espectador va del lenguaje a la vida, así ambos, artista y espectador, transcurren bajo el imperio de las circunstancias.
Ricardo Menéndez Salomón
(De La luz es más antigua que el amor)

Ramón Peche Sánchez, Moncho desde niño, expuso recientemente una serie de dibujos en la sala de INDRA, en Aranjuez. Plumillas y grafitos en elegante retórica del juicio, dando cauce al nacimiento sublime de la forma, urdiendo su concepto de armonía, captando el movimiento y el reposo de las formas. Pero se mueve, la percepción se abre en homenaje del arte y su ternura histórica. En esta exposición se funda la exquisitez formal y la diferencia sutil de la mirada. Sabed que no todas las miradas ven lo mismo y es el amor quien crea los dibujos de esta muestra, donde yace la llave del espejo, los frutos recolectados por los ojos del que mira y ve y señala y nombra: ¡es el artista y su obra es el arte!
Ramón Peche Sánchez, Moncho. (Fotografía José Ortiz, Chele)

Ramón Peche Sánchez, Moncho. (Fotografía José Ortiz, Chele)

Ramón Peche Sánchez, toledano como Garcilaso, subió las aguas del Tajo y nadó contra corriente hasta este lugar donde se nutre su mirada afirmando la gracia de la rosa y haciendo pasar los rayos luminosos entre el tejido cromático del velo tupido de la tejedora verde. Los dibujos que ha venido creando en estos últimos tiempos, una elegante y sobria serie donde ha conseguido el artista metamorfosear la estructura formal de la imagen hasta alcanzar el cenit estético del objeto. Dibujos de madurez del alma y de la vida que se enjoya en estos trabajos que ayer vimos fascinados por el rubor apasionado de la tinta.
Aquella sobriedad que estremeció las copas de los álamos del río. Aquella puntada de
Dibujos de Ramón Peche Sánchez en la exposición en la Sala HINDRA (Fotografís José Ortiz, Chele)

Dibujos de Ramón Peche Sánchez en la exposición en la Sala HINDRA (Fotografís José Ortiz, Chele)

pluma y tinta cosiendo la brisa de la tarde. Aquel sublime espectáculo de luces, la bella caricia de la pluma del pájaro inventando el instante. Y tú, Ramón, filtrando tu mirada tras esa breve celosía del vegetal que vive ya en tus venas, sangre de frutos rojos y líquenes de seda. ¡Ha valido la pena esperar el momento!
Te quedaste dormido y asomado a la boca verde del volcán de estas tierras. Como aquellos otros buscadores de luces y de sombras en la intemperie abierta de la naturaleza, sobre los espejos claros del río y la huella de la focha sobre el brillo plano en la mañana. Sí, querido Moncho, la cuestión son los efectos y los afectos de tu mirada transfundida al papel. ¡No bastan los orígenes!, tú hacías falta para señalar, ¡aquí y allí!, el leve ritual de la mirada que encuentra aquellas variaciones mínimas del contacto de la luz con la contemplación.
No, no es solo la mano que con gracia maneja el ritual de la herramienta y traza uno tras otro esos encantamientos que revela tu mirada. Tu mirada que crea la emoción del paisaje y que prospera en la loma y en la fuente del pliegue de las hojas. Yo busco las palabras que se humillan hambrientas en su vuelo y me dicen el ritmo de tus pulsos. Ya lo dijo Cernuda, «la mirada es quien crea por el amor el mundo». Y tú, dibujando fachadas, flores, pájaros, niños o árboles, como diría Octavio Paz, haces claro lo que parece oscuro, transparente lo opaco, fácil y bien ordenado lo selvático y enmarañado.
Servidumbre antropológica. La liebre no, el pájaro. Durero no, Ramón Peche Sánchez. ¿Por qué es la pluma la herramienta? Seguramente por ser pura e impura al mismo tiempo; por ser juego y trabajo; por ser símbolo y revelación. Porque dibuja y escribe y es hermana de la poesía y la música. Sí, la mano, tu mano, amigo Moncho, uncida a la emoción sensible de tu mirar y ver. Tu mano urdiendo la apertura para definir situaciones de los seres prendidos del espacio y dando forma al alma de las cosas. No dibujas, Ramón, enhebras el hilo de la forma sobre la blanca superficie del papel y recreas el mundo que sustancia la excitación poética del símbolo. Tus dibujos son pulso del instante y memoria del perfil notable de las cosas. Es la vida, Moncho. Tu vida y tu voz hecha de brisas y relámpagos. Consumación vital de tu sentida lucidez de humano que galopa en la dicha de saberse amado por el explícito resplandor del universo.

 

Dibujos y sonrisas: Ramón Peche Sánchez (Fotografía José Ortiz, Chele)

Dibujos y sonrisas: Ramón Peche Sánchez (Fotografía José Ortiz, Chele)

 

(Damos las gracias a José Ortiz Rocamora, CHELE, por su desinteresada ayuda autorizándonos a utilizar sus bellísimas fotografías sobre la exposición y las obras de Ramón Peche Sánchez.)

 

 

 

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Aranjuez existe porque existe el mundo

6 Respuestas a “Dibujos y sonrisas: Ramón Peche Sánchez

  1. Cecilio has realizado un buen dibujo de Ramón, al que conocí después de haberlo hecho con su hermano, hijo e hijas.

    • cecibustos

      Pedro:
      Qué importante es para mí saber que hay algunos amigos, como tú, que siguen lo que voy poniendo en este blog y que me lo hacen saber. No hay mejor homenaje para un dibujante que ofrecerle un buen dibujo sobre él, como en este caso hecho con palabras.
      Gracias, Pedro.
      Saludos,
      Cecilio

  2. Cecilio:
    ¿Por qué la pluma, dibuja y escribe, y es hermana de la poesía y la música?¡Excelente! Preciosa exposición de Ramón Peche.
    Un abrazo, Loli

  3. cecibustos

    Loli, la pluma está loca siguiendo el baile del poeta o el músico, del narrador o el dibujante que la llevan de su mano por paraísos mágicos.
    Muchas gracias por tu comentario.
    Un beso,
    Cecilio

  4. Blanca Prieto

    Cecilio, como siempre comprometido con el arte y la cultura. Me alegra mucho que sigas promocionando a pintores de Aranjuez a través de tu particular visión.
    Un abrazo,
    Blanca

    • cecibustos

      Blanca, querida amiga, muchas gracias por asomarte a esta pequeña ventana. Tú, elocuente estímulo. Tú, maestra y amiga de tantos artistas que aprendieron mirando en tu «…espejo / como claro de luna en la penumbra».
      Saludos,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s