En el bosque 12

Cecilio Fernández bustos

 

Un mundo de surcos pardos, simétricos, alucinantes. Los surcos del otoño, desguarnecidos, formaban un mar de cieno tan sólo quebrado por la escueta línea del arroyo, del otro lado del cual se alzaba el pueblo. El pueblo era también pardo, como una excrecencia de la propia tierra, y de no ser por los huecos de luz y las sombras que tendía el sol naciente, casi las únicas en la desolada perspectiva, hubiera pasado inadvertido.

Miguel Delibes

 

 

Alborada 12

181) Me siguen persiguiendo las ausencias habitables.

182) Al final, pese a toda insistencia, las ideas se cuecen en el vacío.

183) Elegir supone ponerle segundo nombre —apellido— a lo elegido.

184) Difícil amistad aquella que carece de comunicación. [1]

185) Si perdiste la cabeza, ¡no la busques!. Tal vez, sin que te des cuenta, algún día la encuentres.

186) Saltó una idea, se posó en la tierra y creció un árbol. Después vino un huracán inesperado y derribo el árbol.

187) La idea de esta tarde repitió su salto, de nuevo se posó en la tierra y nación una mujer de ojos negros y mirar profundo. Después vino un asesino, la derribo en la tierra y la cubrió de cal.

188) El pensamiento se parece a una mazorca de maíz. Según va creciendo, le van surgiendo nuevas y fecundas turgencias.

189) También las rizomas, ¡quién lo duda!, son una metáfora de los procesos creativos. Pero no nos confundamos, no son pensamiento. Luego por mucho que crezcan tus rizomas apegadas a la tierra, no pensaras más ni mejor.

200) ¡Cuando se tiene hambre, ay, qué mal se duerme!

201) Incluso las conexiones con la belleza de estar vivo, ¡ay!, sufren tanto, que es difícil habilitar ensueños.

202) ¡Qué usted no lo sabía!, pues no le quepa duda en España son muchos los niños que pasan hambre y sueño.

203) Las palabras se ausentan en los silencios. Y queda la huella del instante en que se pronunció la última.

204) Hubo tiempos en los que el hombre despellejaba vivo al hombre. Y aún hoy, en esta tierra de santos y soldados, se utiliza la cal viva en los veranos para reducir a despojos a indefensas mujeres. (agosto de 2015)

205) Los hay que son como moscas: ¡comen mierda!, ¡crían gusanos!, ¡y molestan!

206) No, la baba es de los caracoles. Mas las moscas intervienen las vidas de los babosos.

207) Buscaros un aposento húmedo y cálido y el tiempo os irá

dando la razón a todo esto. También, ¡no lo dudéis!, a lo otro.

208) Los profetas suelen ser incansables. Ellos fueron los inventores de la política y no los filósofos—como creíamos ayer—.

209) Si con agua vendita mojas tus dudas, nunca comprenderás. En cambio, si trabajas, estudias y discutes, tal vez veas la luz en forma de relámpago.

[1] Michel de Montaigne. La amistad se nutre de comunicación.

Técnica mixta. CFB

Otoño. (Técnica mixta. CFB)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo De este caminar

2 Respuestas a “En el bosque 12

  1. Loli

    Cecilio, he leído tus textos —aforismos, máximas, pensamientos, ¡qué sé yo?— Lo que sí sé es que me gustan- Y, en esta ocasión, me ha llamado poderosamente la atención el que figura con el nº 202 y pone el dedo en la llaga del hambre de tantos niños. Problema serio, ¡muy serio!
    Un abrazo,
    Loli

    • cecibustos

      Loli, muchas gracias. Si hacemos caso a lo que nos dijo Luis Cernuda, tú eres la creadora de la emoción que puedan producir estos texto. Él dijo: «La mirada es quien crea, / Por el amor el mundo, / Y el amor quien percibe, / Dentro del hombre oscuro, el ser divino, /Criatura de luz entonces viva / En los ojos que ven y que comprenden».
      Un beso,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s