En el bosque 7

Cecilio Fernández Bustos

 

 

El cuadrante solar divide el planisferio
El mediodía azul puntúa el firmamento
Todo esto no sirve más que para llorar
Los escualos de nieve en su imperial silencio
han llegado a las puertas tenebrosas del reino
y el chambelán mayor les ha abierto el portal

Pere Gimferrer

 

 

Alborada 7

96)    Nostalgia inversa es aquella que nos conmueve cuando el barrunto trae a colación aquellas cosas que no hicimos y con frecuencia oímos decir: «Me arrepiento más de lo que hice que de lo que no llegué a hacer nunca». De este modo estaríamos hablando de la nostalgia de lo no vivido o por vivir.

97)    También al sabio, como a mí que no lo soy, cuando parta de este mundo le quedaran pendientes de conocer muchas cosas. E incluso yo saldré ganando, pues, probablemente sepa o haya sabido de la existencia del sabio. Y esto no le ocurrirá al sabio con respecto a mí.

98)    ¡No, todos no somos iguales en la apariencia! Y no me parece honesto afirmar nuestra virtud, ¡si es que la hubiera!, negándosela a los otros, pues, sí somos iguales en derechos.

99)    ¡Que bella la oreja adornada por el pendiente que brilla al atardecer!

100)  Así que cortes la cuerda el viento se escapará.

101)  El zócalo de esta pared puede subirse o bajarse e incluso se puede prescindir de él. Los zócalos de las paredes no tienen corazón.

102) Ha llamado el cartero, solo una vez, luego no es cierto lo que dijo aquel: El cartero siempre llama dos veces.

103)  Te cambio esta luz tan débil del invierno por una pareja de petirrojos zalameros y comilones.

104)  Los más jóvenes te cambian su juventud por tu sabiduría.

105)  La pasión es buena para el alma y para el cuerpo. No lo dudéis, vivir es siempre consumir y administrar pasión. Claro que sí, la pasión puede y debe administrarse, mas no es bueno eliminarla. Vivir sin pasión forma parte de la escalera que conduce al final.

106)  Es invierno mas, como estoy detrás de los cristales de una elegante habitación de hotel, lo noche es cálida.

107)  La sangre de las estrellas ha apagado el calor de su sol y ahora duermen la soledad de la inexistencia. No obstante, como fueron existir real, nos hacen guiños si las miramos.

108)  También sonríen las personas que ya están muertas. Pero, ¿a quién o a qué dirigen sus gestos?

109)  La voz es el signo y la simiente de la posteridad. Alza tu voz y que se engarce con el viento, más tarde, la lluvia, la sembrará sobre la tierra.

110)  La humedad del jardín empaña mis días sin sol. Que venga  ya la primavera y desempañe estos días sombríos.

Aquella nevada de enero de 2010 (fotografía CFB)

Aquella nevada de enero de 2010 (fotografía CFB)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo De este caminar

2 Respuestas a “En el bosque 7

  1. Lola

    Querido Cecilio:
    Nunca tus palabras pasan desapercibidas. Hoy nos regalas un halo de calor, un soplo de esperanza…Hablas de nostalgia, de virtud, de honestidad, de ese brillo al atardecer…
    Los jóvenes quieren saber, son bellos, vivaces, despiertos!! … ¿cambian Juventud por sabiduría?
    Qué fotografía tan blanca, tan fría, tan bella… ¿Es nieve tras los cristales?…
    Gracias por esa pasión, la escrita y la recibida, gracias por ese brillo calentito que da cobijo en este invierno tan frío.
    Un beso,

    Lola

    • cecibustos

      Mi querida Lola, en ocasiones el paisaje se modifica tanto que la mirada descubre una nueva voz e inventa otras palabras para reconocerlo. ¡Qué distinto es todo bajo una capa de nieve! La nieve lo cambia todo: la ciudad, el campo, la noche y la mañana. Y si la noche siguiente a la nevada vemos un cielo cuajado de estrellas, sentimos como pincha el frío y penetra en la sangre.
      Mas no es voluntad de los dioses y aunque lo fuera, Odiseo debe seguir su camino y llegar a Ítaca, pues allí está su casa. No obstante, querida mía, la vida no siempre nos pone las cosas fáciles. Tal vez sea esta una de las razones que nos invitan a buscarle las vueltas a la sabiduría y a soportar el frío del bello espectáculo de la nieve.
      Gracias, muchas gracias por un comentario capaz de brillar bajo las estrellas, como la nieve.
      Un beso,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s