En el bosque 4

Cecilio Fernández Bustos    

 

El tiempo no es ningún río que desemboque en el
mar. El tiempo es estático y nuevo siempre. Nunca
una equivocación ni un ensañamiento. Más bien el
tiempo es a la vida como un puente al fluir de las aguas.
 Carlos Manrique

 

Alborada 4

 

48)    Sus cosas, como su mente, se regían por un ordenado desorden.

49)    En nuestro entorno siempre hay una serie de preguntas que no pretenden ser ficción y que requieren respuestas.

50)    Necesitamos pautas para conocer. Necesitamos pautas para conocernos. Y necesitamos algo de lenguaje para expresar lo que conocemos y lo que intuimos.

51)    No todo deseo es posible. Ni todo lo posible, afortunadamente, es deseado.

52)    25 de junio de 2014. Ana María Matute ha muerto. Era una señora tan acosada por la ancianidad que apenas si podía caminar sin ayuda. Mas la elegancia y vitalidad de su espíritu la elevaban en vuelos veloces y rasantes sobre la estupidez de un mundo que no ha dejado nunca de ser cruel. Su siglo había superado las luces, pero no la saña de los estómagos agradecidos.

53)    En democracia los votos otorgan el poder, pero no establecen la verdad. La verdad debemos buscarla en las propuestas y confirmarla en el ejercicio del poder otorgado por el pueblo con los votos.

54)    Un pueblo en decadencia impulsa y soporta una sociedad decadente. Pero, una sociedad decadente es el soporte básico del conservadurismo y conservar supone siempre, para el que nada tiene, exclusión e injusticia.

55)    Observar en el acto de observar es la forma más cabal de conocer y delinear la forma del espíritu.[1]

56)    Exploremos la vida, exploremos la historia, exploremos también a los hombres, pues son ellos los que hacen la historia al tiempo que la historia les hace a ellos.

57)    Y así ha sido siempre: en las religiones y en la historia todo se ha escrito sobre hambres y cadáveres. Y el arte, ¿También se ha construido así? El arte no, pero no han sido pocos los artistas que han participado de la fiesta.

58)    Ahora, ¡gracias a los medios de comunicación!, el mundo entero sabe lo que es la crueldad y el genocidio.

59)    Es posible condenar a una mujer que aborta y no condenar esta cruel matanza de niños y mujeres. Pero, ¿de qué ética me habla usted?

60)    Tal vez solo nos quede obedecer, ¿pero a quién?

61)    En democracia solo el pueblo puede delegar el poder. ¿Por qué existen tantos delegados?

62)    Las pasiones te pueden agitar y a su ritmo puedes hincharte y vibrar como la vela de un barco, no obstante, amigo mío, ¡se prudente como prudentes son los navegantes!

63)    ¡Deja que te atrapen la música y la poesía!, pero no te olvides nunca del dolor y del hambre de los que solo escuchan la melodía del cañón.

64)    Nunca te dejes abatir por la losa de la tristeza. Sal a la calle, sí, sal a la calle y grita el nombre de tus amigos. Alguno acudirá a consolarte. Y si no acude nadie conocido, ahí está el mundo y son muchos los que te están esperando: ¡Ve con ellos!

65)    Y a todo esto, por definición, Dios se excluye a sí mismo: ¡Él es trascendente no inmanente! Entonces, ¿por qué se le piden mercedes? ¡Siempre me nubló la vista la contradicción!

[1] Guadalupe Alonso y José Gordon.- Nombrar lo innombrable (Entrevista a Nadine Gordimer)Revista de la Universidad de México

La luz viene del Sol (fotografía CFB)

La luz viene del Sol (fotografía CFB)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo De este caminar

4 Respuestas a “En el bosque 4

  1. Carlos

    Comienzo a leer tu entrega, Cecilio, y me suena la letra -o la música, no sé-. Después caigo en la cuenta de por qué me es tan cercana la melodía. ¡Vaya sorpresa! No soy autoridad, supongo, para nadie -o acaso sí, para ti por lo que veo-. De entre todos los horrores de este verano me quedo con el genocidio que los sionistas vienen llevando a cabo en Palestina desde la creación del estado de Israel en 1948 y con la muerte de esa señora tan elegante, como tú la llamas. A Ana María Matute la tenía bastante desaprovechada pero últimamente estoy reparando mi olvido. Sus cuentos y sus primeras novelas me parecen excepcionales; su prosa, música, poesía, belleza. Una triada de la que tú participas a tus lectores. Fraternales saludos. Carlos Manrique.

    • cecibustos

      Carlos:
      Por supuesto que eres autoridad para mí. Y hay que decirlo, el poema —poesía pura— del que he sacado la cita a que aludes, merecía ser citado entero y posiblemente, con tu permiso, lo haga en otro momento, pues es brillante y conmovedor.
      Por lo demás, coincido contigo y con tantos otros ciudadanos y ciudadanas que contemplan llenos de dolor y de estupor cómo se acaba con un pueblo y en el mundo no pasa nada.
      También de acuerdo en todo lo que dices de Ana María Matute. Releo “Primera memoria” y quedo enganchado a su poéticas de las cosas cotidianas, y me gustaría llevar aquella empanada de la madre de Guiem, “…pedazo de jardín, o una huerta enana, donde resaltaba el verde oscuro.”
      Gracias por tu retorno y por tu comentario.
      Saludos,
      Cecilio

  2. carmen

    Bueno Cecilio, en este bosque no te has andado por las ramas y entre otras cosas nos recomiendas que nos dejemos atrapar por la música y la poesía sin olvidarnos nunca del dolor y el hambre de los que sólo escuchan la melodía del cañon.
    Por no hablar del 52, 57, 59…
    ¿Esto sería conciencia o consciencia social?
    Cualesquiera que sea ¡Bravo Cecilio!

    • cecibustos

      Carmen:
      Gracias por tu emoción. En los bosques se puede ser feliz bajo los árboles. No tanto en la ciudad donde te puede caer una rama en la cabeza. Así que, amiga mía, cuidado con las ramas. ¡Si, conciencia y solidaridad! Solidaridad y memoria. Y ya que con Carlos dialogaba sobre Ana María Matute y tú escribes, nada mejor que una cita de la escritora que nos dejó, lo que dice ella y cito aquí, yo lo he vivido: “Si algo hubo hermoso en mi pasado fueron las tardes verdes de río, a la hora de la siesta, o al atardecer, o en la mañana de oro. Los juncos, el cañaveral, las rocas lisas de la orilla, como playitas de piedra.” (También de “Primera memoria”)
      Gracias por tu comentario.
      Saludos,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s