En el bosque

Cecilio Fernández Bustos

 

 

                                     Para Carlos Manrique y Alberto Bustos

 

La palabra escondida, a solas celada en el silencio, puede surgir sosteniendo sin darlo a entender un largo discurso, un poema y aun un filosófico texto, anónimamente, orientado el sentido, transformando el encadenamiento lógico en cadencia; abriendo espacios de silencios incolmables, reveladores.

María Zambrano

 

 

Alborada 1

1)      ¡Qué grave error, confundir la administración pública con la empresa privada! Y, al mismo tiempo, ¡qué sutil inconsecuencia!

2)      Necesito que estés ahí: sí, te necesito a ti para poder ver la vida.

3)      La grandeza de lo finito ante el infinito desaparece si no hay futuro. Y si no hay futuro, ¿qué importan la grandeza ni el infinito?

4)      Lo negativo nos hiere en lo más blando y deposita ahí, cual insecto perverso, los huevos que al germinar darán dolor. He ahí una forma del origen de la muerte.

5)      Es inevitable que nos sintamos atados a una forma de destrucción cuando nos escindimos del sortilegio de lo íntimo. Si renunciamos a Eros, nos uncimos a Tánatos.

6)      Un libro es un claro en el bosque de la vida. Se abre ante nosotros como una flor y nos deja ver su centro —luz o abismo— para que libemos en su cáliz. Leer es como comer o beber el corazón de esa flor.

7)      Un libro nos ayuda a encontrar y fijar la luz. Hay que evitar que la vida se derrame y, cuando nada se busca, la luz será pura sorpresa. Es ahí, ¡claro del bosque!, donde el libro suena como un corazón que nutre y da calor.

8)      La santidad es incompatible con la felicidad.

9)      ¡Te oigo y te acaricio, pues tengo ojos!

10)    Hubo un día en el que algunos soñamos un bosque de poemas para la calle de las Infantas de Aranjuez. En poco tiempo gozamos con la floración de tres bellísimos poemas, grandes poetas los aportaron. Pero, ¡ay!, la lluvia ácida los sepultó, ¿en la tumba?, ¡no!, ¡en el olvido!

11)    En todo tiempo, aún en las dictaduras del siglo XX, las gentes de El Gallinero se atrevieron a celebrar los carnavales y el día de san Ildefonso colgaban su impúdico pelele en medio de la calle. ¡Después, corrían delante de los Guardias!        

12)    El tiempo pasó sobre nuestras vidas en raudo vuelo rasante. Y con él nos vamos: ¿adónde nos vamos?

13)    De tanto poner las manos en el fuego para salvar el honor del colega, algunos políticos, reductores del Estado, acaban mucho más que chamuscados y traen a mi memoria a los jibaros, aquellos que reducían cabezas.

14)    Tal vez el arte en todas sus manifestaciones pudiera rescatarnos de tanta ausencia y darnos algo de libertad.[1]        

15)    Detrás de toda fantasía habita un personaje, aún por definir, que espera su turno para pasar a la historia.

16)    No es lo mismo ir por leña que ser leñador.

 

Destejiendo la trama de los días (Composición 1. CFB)

Destejiendo la trama de los días (Composición 1. CFB)

 


[1] Robert Walser: El más solitario de los escritores. La influencia de su enfermedad en su creación literaria. MARCELO MIRANDA C.¹, LEONOR BUSTAMANTE C.², CAROLINA PÉREZ J.-  La existencia humana, en la visión de Walser, consiste en una total superficialidad. Walter Benjamín dijo acerca de él: “ Podría decirse que al escribir se ausenta”.

 

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “En el bosque

  1. Pedro Santiago

    Pedro Santiago
    26 febrero 2014 en 19:20 Editar

    Buenas tardes amigo Cecilio, como siempre me ha encantado tu propuesta, es más, esta forma de hoy me es más sencilla de interpretarte, ya que cuando lo hace con la poesía me cuesta más, debido a mi dispersión mental, que es incapaz de pensar en una sola cosa a la vez. Desde hace meses me llega así, tal como lo ves más abajo, te lo indico por si puedes evitar que llegue de esta manera. Saludos

    • cecibustos

      Pedro:
      Me gusta que te guste. No es mi intención ser críptico, sino todo lo contrario: me gusta la claridad. Siempre he admirado a los escritores que pese a subirse a lomos de las tesis más confusas y enrevesadas eran entendibles. Procuraré seguir en ese tono acogiéndome a las luces del alba.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Cecilio

  2. carlos manrique rincón

    Cecilio:
    Uno de los inconvenientes de vivir en una zona oscura es que las redes telefónicas no llegan a todas partes. En una de esas zonas se encuentra mi casa, razón por la que no puedo seguirte en el blog. Veo que, sabiamente, has decidido proseguir con la maravilla de los ramilletes, que tanto me entusiasman. Me preocupa no poder seguirte a diario (hasta hoy no he podido entrar en tu blog) pero subsanaremos todos los inconvenientes a base de entrega y de nobleza. Me pasarás tus textos, los leeré con gusto. Para seguir aprendiendo del maestro las verdades de la vida. Las notables mentiras con las que el poder pretende seguir burlando la censura de aquellos a quienes dice defender y servir. Magnífica entrega, Cecilio. Un abrazo. Te dejo porque ya tengo alumnos en el aula. Seguiremos conversando. De todo, de la vida, de la poesía, de tu palabra en definitiva.

    • cecibustos

      Carlos:
      Ya sé, amigo mío, de tus dificultades con el mundo de las comunicaciones. Me había acostumbrado a emocionarme con los textos que ponías en tu blog y, de otra parte, no dudaba en tu interés por los “ramilletes”. Vuelvo a pensar lo que escribo y, ¡cómo no!, cuento con tu lectura y tus correcciones. Buscaré la forma de que leas lo que vaya escribiendo y colgando en el blog.
      Gracias por tu mirada y por tu comentario tan vivificante. Gracias, muchas gracias.
      Un abrazo,
      Cecilio

  3. Trini

    No podría estar más de acuerdo con esta.
    “Tal vez el arte en todas sus manifestaciones pudiera rescatarnos de tanta ausencia y darnos algo de libertad”.

    Un magnifico trabajo

    Saludos

    • cecibustos

      Trini:
      Salir de la herida de los sueños y caminar por la realidad supone siempre un esfuerzo añadido. Pero, en tanto sube la marea, contemplemos «la musgosa / piedra que mide el tiempo» y disfrutemos esa poca libertad que nos da el arte.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s