Pasan lentos los días 18

Cecilio Fernández Bustos

 

 

Ramillete 18

…pero todos nos resistimos a que nos extirpen los recuerdos, que son el asidero de la identidad, y algunos anteponen lo que recuerdan a lo que ocurrió,…
Javier Cercas

 

247) Tanta virginidad para poder conocer y el mundo yace herido y corrupto.

248) La memoria, nuestra memoria personal —algo que nos pertenece— es como un museo múltiple donde guardamos, el recuerdo no, la memoria. Es decir, una serie de pequeñas realidades ‘encapsuladas’ que, al abrirse, nos permiten volver a vivir lo ya vivido. Sí, estoy de acuerdo con el profesor Lledó, la vida es memoria.

249) Te paras y contemplas el horizonte. Comparas tu emoción de hoy con otras emociones ya vividas y, una vez más, al hacer preguntas, te repites lo que ignoras.

250) ¿Si te quitas las alhajas y el lujo, si te desnudas, qué te queda? Te queda el hombre o la mujer que, aun sin ropas, eres. Y también esa pequeña flor que estás mirando.

251) ¡Ven sin correr! El tiempo de llegar aún no ha llegado.

252) Pero, ¿dónde está la mejoría? Tal vez la mejoría esté en la frenada del proceso, en no estar peor. ¿Estás mejor?, no; ¿estás peor?, no: entonces has mejorado.

253) Conocer es saber. Aquí sí, no hay duda, saber es conocer.

254) Los silencios enjaulados suelen armar bulliciosos escándalos.

255) Abandonad esa estúpida torpeza de morderos las uñas. Morder el pan y el queso y, si podéis llegar, darle un gran bocado a la luna.

256) Me gustan mucho las rosas. Las miro, las huelo, las acaricio. Es flor para la nostalgia. Me confunde los tiempos y entre ellas no sé si es hoy o es ayer. ¡Me he pinchado tantas veces!

257) Hay algunas ocasiones en que escucho las voces. Mas, al borde del ocaso, aunque me paro a distinguir, escucho más los ecos que las voces.

258) Por estas tierras, aunque hay algún que otro ladrillo, bajo el cielo habita el campo. Y es aquí, bajo este cielo y sobre estas tierras donde yo empecé a ser.

259) Mi tiempo es éste, tiempo de historia y muerte. En él soy y existo, soy la memoria que cabe en mi tiempo y la proyección de mi memoria en el futuro.

260) Pensar y sentir: he ahí el hombre, ¡qué maravilla!

261) Cuando la vida ya ha pasado, una pequeña estela de señales minúsculas da fe de tu existencia.

262) Solo polvo: sin fe, sin esperanzas, sin recuerdos.

263) Cuando se abren los ojos sale el sol y lo ilumina todo.

264) Y mañana, ¿acaso no saldrá el sol? Eso depende sólo de los ojos y del esfuerzo que tú hagas.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo De este caminar

8 Respuestas a “Pasan lentos los días 18

  1. Muchas buenas, me quedo con esta: “Los silencios enjaulados suelen armar bulliciosos escándalos.”

    Un beso

    • cecibustos

      Siempre es gratificante saber que, detrás de tanta pesadilla, aún podemos gritar.
      ¡Gracias, Elvira!
      Un beso, Cecilio

  2. carlos

    Cecilio:
    me suscribí para recibir las notificaciones de tu página web y no me ha llegado ningún aviso, por lo que pienso que algo he debido de hacer mal. Me gusta la sabiduría oriental que destilan tus palabras como esencia de filosofía que solo los años están en condición de darnos. Tengo que recuperar esos maravillosos ramilletes de poesía y aquilata existencia que configurar el fértil territorio de la felicidad gozosa que no pretende conseguirlo todo en el momento. Ya me dirás qué debo hacer para que me llegan al correo las actualizaciones. Como siempre, un abrazo. Carlos.

    • cecibustos

      Gracias, Carlos. Ya me comentaste en otra ocasión que te gustaban estos pequeños textos. Me alegra saber que esas palabras, así ordenadas, destilan esos brillos que tu percibes.
      Espero que ahora se haya conectado tu blog con “Unas palabras dichas”.
      Un abrazo,
      Cecilio

  3. Carmen

    Cecilio:
    Aprovecho para decirte que en “pasan lentos los días 18” me han gustado especialmente el 251 y el 254, este último, maravilloso.

    • cecibustos

      Carmen:
      A mí también me gustas esas dos reflexiones. Tendré que seguir investigando en esa dirección.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!
      Saludos,
      Cecilio

  4. Carlos

    Cecilio:
    me parece magnífica -como siempre- esa fusión de filosofía, belleza y poesía. Como los existencialistas, pienso que la vida de los hombres está hecha de ser y de tiempo; pero sin la fragilidad de la memoria, nuestras vidas serían páginas arrancadas del gran libro de nuestras experiencias vividas. Por ello creo que debes seguir regalándonos a todos tus palabras ordenadas en el tiempo para que todo pertenezca sobre la asechanza efectiva de lo efímero. Un abrazo. Y gracias.

    • cecibustos

      Carlos:
      Un comentario muy gratificante. El universo poético está poblado de pequeños huecos donde intentar posar una palabra, una idea y, si es posible, también un ritmo. En mi caso, el discurso trata de ordenar lo que en la vida hay de plural y uno. Seguiré intentándolo.
      Gracias por tu apoyo.
      Un abrazo,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s