3 poemas de “Alféizar de los sueños”

 

Cecilio Fernández Bustos

 

 

Donde habité

¿Sueño o recuerdo?:
bien no lo sé.
Lugar paradisíaco
donde habité
o soñé la vida.
Nítidas, precisas y preciosas
las imágenes fluyen en la mente
como arroyo en primavera.
Caudal privilegiado,
mágica sorpresa:
un atisbo de duda
se posa en los cárdenos
flecos de la tarde,
¿soy yo, éste de hoy,
el que vive
o sueña el espejismo de la vida?

¡Soñar,
soñar ese imposible
que ocupa el hueco del deseo,
esa frágil telilla
que ajusta al soplo
—arma letal—
tu callada mirada!

Las dudas del sueño y de la vida transforman
la soledad de un dios en mueca.

 

Las manos

…cuando no, en desengaño, se evaporan.
Vicente Aleixandre

Usaremos las manos,
algún día con sol,
para rasgar, ligeramente,
la luz voraz de los misterios
y el límite que martiriza
las hojas corrompidas,
y los despojos dorados del cansancio,
y los bostezos de un tiempo
que dibuja el furor de las sustancias.

Usaremos las manos,
algún día con sol,
para ahondar en los colores
que succionan el brillo de los sueños.
Abriremos la piel de las semillas
para abortar el peso inútil
de los significados obedientes.

Usaremos las manos
para amasar la lluvia
y su sonoridad
movible como lengua difusa
fluyendo dócilmente.

Usaremos las manos
para exclamar silencios
por los verdes prados de la primavera,
para afilar el infalible puñal del sacrificio
y para dispersar el aullido de la ausencia.

¡Sí, usaremos las manos,
las tuyas y las mías,
para incendiar el júbilo del sol
al resplandor de las caricias!

 

Laberinto con mariposas

Disipado y ocioso en la vigilia
voy por la superficie
del íntimo laberinto
tejido por los sueños.
Se ha rasgado el hechizo,
frutal y húmedo,
de las valvas sagradas
y descubro el precipicio sonámbulo
donde se abisman los deseos.
Tatuados misterios
decoran concavidades
asimétricas. Hay un rumor
perenne: recientes melodías
y canciones muy antiguas.
Mariposas fantásticas,
prendidas en el envés del tacto,
se muestran en su floral naturaleza
sin el rubor suave de los rizos.
Vuelan deseos diminutos,
me persiguen y se posan,
ya disueltos, en mi boca
que liba el polen lacustre de los sueños.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo De este caminar

4 Respuestas a “3 poemas de “Alféizar de los sueños”

  1. Loli

    Las manos, es unos de los poemas que mas me gustan. Cuando lo estoy leyendo, es como si estuviera escuchando música de Beethoven (Para Elisa)
    Loli

    • cecibustos

      Loli:
      Vuelo muy alto el de Beethoven. Pero se agradece el detalle. Está bien que se relacione la poesía con la música, pues, es bella forma de entender el lenguaje.
      ¡Muchas gracias!
      Un beso,
      Cecilio

  2. Rocío Wittib

    Querido Cecilio, una vez más latiendo tus versos en mi corazón. Gracias por darnos de beber de tu hermosa poesía.

    Un beso!

    • cecibustos

      Rocío
      ¡Gracias, muchas gracias! Es tan difícil aprisionar un poco de vida y de emoción en unos versos. En contadas ocasiones, cuando creemos atrapar una palabra y fijarla ahí, donde suena bien, o nos parece que suena bien, ¡qué alegría!
      Un beso,
      Cecilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s