Pasan lentos los días 14

Cecilio Fernández Bustos

 

 

Ramillete 14

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.
Robert Louis Stevenson

 

191) Hay un horizonte que nos muestra la salida del sol y otro que nos acerca a la noche. Entre ambas emociones el hombre elabora su experiencia diurna. Mas, en la noche, qué sentidos, qué representaciones, qué emociones elaboran con la experiencia de los sueños.  

192) Y tú, mi amigo, estarás por ahí, perdido en un recuerdo. Y el sol, como siempre, calentará los campos y las calles. Y en el jardín una paloma dará calor a los huevos de su última nidada.

193) Eres aún muy joven; mas, si has vivido y tienes algo de experiencia, ya habrás conocido a ese animal llamado hombre.

194) Mirar y ver. Oír y escuchar. Y de nuevo mirar y ver y escuchar. No hay que ser audaz, para aceptar esta parte del compromiso con la vida.

195) ¡Existir!, ¿conoces algo más interesante?

196) Sí, aprovecha que estás vivo: préstale atención a todo, incluso al brillo de la flor.

197) No obstante, para ver el resplandor de la felicidad, el hombre maduro no debería renunciar nunca a una dosis diaria de escepticismo. De esta forma, se verá recompensado su afán por existir.

198) La vida no es un juego de envite. Tiene más de oportunidad que de  acierto. Y también de preocupaciones y dolor. Pero yo no aconsejaría a nadie renunciar a la aventura, pese al riesgo.

199) La poesía es urdimbre, tejido, texto. Y es ahí donde el poeta fija la expresión, tantas veces irracional, de una imagen que penetra, sin apenas hacer ruido, en nuestra propia vida. Sí, amigos, la voz de los poetas rompe los límites y hace transparente el resplandor. 

200) Si piensas, trabajas y amas, tu experiencia dejará huella y, tal vez, alguien se acuerde de ti cuando ya no estés. Mas, no lo dudes, tampoco esto es lo importante.

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo De este caminar

2 Respuestas a “Pasan lentos los días 14

  1. Qué razón tienes, Cecilio, sobre la necesidad de vivir por encima de cualquier otra consideración. Ayer precisamente leía en un autor alemán, John Henry Mackay, que la única obligación que tiene un ser humano es vivir y ser feliz, y que cualquier otra “misión” que nos parezca tener en esta vida no es sino pura fantasía.

    Y con qué facilidad se nos olvida.

    • cecibustos

      Alberto, gracias por tu consideración. Es cierto que la vida se nos va, de tanto oprimir en la búsqueda de El Dorado, como el agua entre las manos y, cuando queremos darnos cuenta, como dejó escrito Ángel González, “…ya no nos quedaría entre las manos / nada.”
      ¡A vivir, amigo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s