Un poema de “Alféizar de los sueños”

Cecilio Fernández Bustos

 

Espejismo 

 
Está nevando sobre el temblor
de las sonrisas y los sueños.
El tiempo fluye lentamente
y la vida, copo de nieve,
se diluye al contacto sonámbulo.
Tu piel, herida blanca,
cálido pan horneado al rescoldo
de amanecidas brasas,
resplandece en los oros musicales
donde se aman armonía y belleza.
Así te anuncias tú, despertando a la aurora,
—primavera en mis labios—
alimento que tiembla
en las fuentes del sueño.
Humedad siempre viva que apacigua
la levedad de frágiles alturas.
Laúd nocturno.
Agua callada, manantial de mostos primitivos,
vibración que sostiene
el fetichismo arcaico de la hierba
y aquellos silencios aromados
que fecundan
la lacteada muerte del poeta.
 
     Está nevando,
con su implacable lengua
el tiempo, flemático y seguro,
disuelve los hechizos,
avienta los dulces espejismos de los sueños.
 
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s