Pasan lentos los días 10

Cecilio Fernández Bustos 

 

«La experiencia no es, por consiguiente, la pasiva aceptación de una realidad exterior, sino una “elaboración”…» Emilio Lledó 

 

Ramillete 10 

126)  ¿Dónde y cuándo podré visitar el museo de las frases? [1]

127)  París se ha gestado, como la buena cocina, borbollando lentamente. Nueva York es otra cosa.

128)  La poesía es lenguaje y música. Lenguaje y música que nos acercan al conocimiento: ¿del alma?, no, del proceder del alma.

129)  Promesas, promesas y también mentiras.

130)  Quieres saber qué es lo que yo más admirado de ti tras cuarenta años de convivencia: admiro la lealtad, la responsabilidad y la flexibilidad en la permanencia.

131)  No suele abundar la lealtad entre las gentes de mi tiempo. Seguramente tampoco es la traición, consciente, lo que anima la torpeza de  algunas conductas. Pero, qué quieres que te diga, tal vez sea el miedo y la falta de seguridad la causa de esos pequeños espantos.

132)  Consentir la infamia y dar cobijo al infame nos hace cómplices del dolor de los otros.

133)  Siempre puedes abrir un libro y percibir otra vez el gozo mágico de la primera vez. Y también la posibilidad de girar y girar en un ámbito de contradicciones y nuevas voces: confusas unas, locuaces otras, bellas las más.

134)  El deseo es mejor compañero que la necesidad para mover la rueda de la voluntad.

135)  No es necesario que hagas ostentación de tus deseos. Incluso, si puedes, oculta el hambre.

136)  Los sonidos y los colores pueden sustanciar la misma vibración mágica en la luz de la naturaleza y en la luz de la pasión humana.

137)  Cuando contemplamos una pintura o leemos un poema que nos emociona, tal vez, de forma inconsciente, buscamos territorios, lugares nuevos donde pueda habitar nuestro deseo. Habitar y, al mismo tiempo, desentrañar el misterio, ver más allá de… Una nueva visión o, más exactamente, otro mirar. Un nuevo centro donde coincidir con la emoción primera. De ahí que, cuando una pintura o una música nos tocan con esa vibración, se nos antoje más visible la claridad, pues, de esta forma, se torna en transparencia.

138)  Se ha escrito un poema: en el umbral del tiempo amanece la transparente claridad de una alegría.

139)  La niebla es un paréntesis entre la separación y un nuevo encuentro. Así, la transparencia es el ámbito de lo que permanece.

140)  La vida te pone en situaciones límites: en la mañana entierras a tu madre y a la tarde casas a tu hija.

141)  Cambiamos tantas veces. Cambiamos de tantas cosas: de casa, de cielo, de deseos y, en ocasiones como las serpientes, también cambiamos de piel.

142)  Deseo y voluntad hacen historia.

143)  El gesto y el rito forman parte del saber, pero no son todo el saber.

144)  Seguiríamos así, interminablemente, tratando de explicar la diferencia, afirmando y negando al mismo tiempo. Pero, como dijo Juan Ramón Jiménez, “más tiempo no es más eternidad”.


[1] Elías Canetti.- “El museo de las frases. Las horas de visita”

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo De este caminar

2 Respuestas a “Pasan lentos los días 10

  1. Cecilio, cada vez son menos quienes dejan las cosas borbollar a fuego lento. Ya parece que solo queda la hamburguesa.

  2. Cecilio, además de aprovechar este espacio para decirte que me encanta leer tus trabajos, quiero decirte que la nueva dirección de mi blog es
    http://pincelyburil2.blogspot.com/
    Un abrazo sincero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s