Pasan lentos los días 7

Cecilio Fernández Bustos

 

Ramillete 7

 

Así pues, una teoría de la justicia, donde la razón tiene una función central, no puede ser nunca, y mucho menos hoy, un discurso abstracto, ahistórico y en (aparente) incomunicación con la realidad social, económica, política o cultural.

Elías Díaz

71)     Por aquel tiempo, después del beso, tú y yo, ya nos habíamos liberado de toda deserción.

72)     Después de haber vivido diversas y significativas metamorfosis aún sigo esperando más. Aunque, bien mirado, tal vez no sea necesaria otra cucaracha.

73)     Por último, la búsqueda de la transparencia.

74)     Casi todo puede ser posible si encuentras la palabra adecuada.

75)     El futuro sólo puede fundarse en el pasado. Hasta hoy somos lo que hemos sido. A partir de hoy seremos aquello que hemos sido, más lo que seamos capaces de seguir siendo.

76)     Y en esas la vida te agarra entre sus engranajes de múltiples compromisos y ya está: ahora sólo eres flor de servidumbre. Habrá que pensar en romper algunos engranajes y saltar de nuevo hacia la vida.

77)     Saber para comprender es máxima que afecta a la filosofía, pero también al científico, aunque su saber busque, con más ahínco, una dimensión pragmática del saber. Mas he aquí el poeta y sus búsquedas: preocupado igualmente del saber para comprender, para entender los mecanismos del espíritu humano, esa mezcla de biología y cultura que nos habita y que habitamos.

78)     Desapareces del mundo y qué pocos notan tu ausencia.

79)     Te jubilas y nadie te echa de menos. ¿Quién se acordará de ti cuando hayas muerto?

80)     Tú ya no existes para tus cercanos. Mas para mí, que no sé de tu muerte, sigues estando vivo.

81)     Cuando eres joven todo es posible, incluso el miedo a la vida.

82)     No se huye de la muerte, se huye del miedo y del dolor.

83)     No te preocupes, los vivos también huelen.

84)     Si te duele es que aún estás vivo. La vida y el dolor caminan de la mano.

85)     Quiero ir abriendo, una por una, las puertas del laberinto de mi vida e irme introduciendo en esa realidad que sueña el creador.

86)     Los dictadores suelen ser, además de crueles, hábiles enredadores, pero muy torpes a la hora de salir de sus enredos. Algunos incluso culpan a Dios de lo uno y lo otro.

87)     No se persigue a las ideas, se persigue al hombre. ¿Por qué? Vaya usted a saber, a lo mejor porque resulta más fácil.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo De este caminar

Una respuesta a “Pasan lentos los días 7

  1. Ay, Cecilio, qué me vas a contar de los engranajes. Aquí me tienes, intentando romperlos con las dos manos y qué difícil es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s