Pablo García Baena en Aranjuez

Cecilio Fernández Bustos

 

El pasado día 7 de mayo tuve la oportunidad de saludar a Pablo García Baena, poeta nacido en Córdoba en 1921 y fundador junto a Ricardo Molina, Juan Bernier y otros del Grupo y la revista Cántico. La ocasión del saludo me la ofreció la XXI Velada de Poesía en Palacio, acto con el que se cerraban las celebraciones inherentes al Premio Reina Sofía de Poesía Hispanoamericana concedido en 2008 a nuestro admirado poeta.

 Múltiples e importantes son los galardones obtenidos a lo largo de su vida por Pablo García Baena, entre los cuales sobresalen este último Premio Reina Sofía de Poesía Hispanoamericana y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras concedido en 1984.

 En abril de 2007 a Pablo García Baena se le concedió el Premio Nacional de Poesía Villa de Aranjuez, de cuya memoria ha quedado en esta ciudad el poema Jardín instalado en la Calle de las Infantas. La entrega del Premio tuvo lugar el día 5 de junio en un acto que concluyó con una lectura de sus poemas en el Aula de Poesía José Luis Sampedro. A continuación se reproduce la presentación que, previa a la lectura, hice aquel día del poeta.

 

 PABLO GARCÍA BAENA

Premio Nacional de Poesía Villa de Aranjuez 2007

Presentación 

Hoy el Aula de Poesía José Luis Sampedro se viste de gala porque está entre nosotros uno de los hombres que hacen grande una lengua. Recibir hoy en Aranjuez a Pablo García Baena constituye un acontecimiento literario. Porque se trata de uno de los poetas más representativos de aquel grupo de poetas que Gerardo Diego llamó en su día “Constelación de Cántico”, grupo que con su revista “Cántico” creo la fragua ideal para que se forjara una de las poéticas más representativas, al tiempo que moderna tradicional, de la lírica española del siglo XX.

         Pablo García Baena está hoy entre nosotros porque ha tenido la deferencia de aceptar el Premio Nacional de Poesía Villa de Aranjuez 2007 que el Ayuntamiento de Aranjuez le ha otorgado. No nos arrogamos un descubrimiento: el poeta que nos acompaña fue rescatado, de esto hace ya mucho tiempo, del exilio interior donde le mantuvieron la torpeza de unos, la ignorancia de otros y, como casi siempre, la envidia. Recuerden a Fray Luis de León “Aquí la envidia y la mentira me tuvieron encerrado…”  Y cierto, de aquel ostracismo fueron liberado Pablo García Baena y Ricardo Molina y todos los componentes del grupo “Cántico” por los jóvenes poetas, por las nuevas voces que se incorporan a la poesía española al final de los años sesenta y principio de los setenta.

Pablo García Baena descubre el poema Jardín, instalado en Aranjuez

Pablo García Baena descubre el poema Jardín, instalado en Aranjuez

         Y no la liberación —él siempre ha sido libre para vivir, para soñar, para cantar, par escribir los versos más hermosos— sino la consagración, le llegó en 1984 cuando la Fundación Príncipe de Asturias le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Y más reconocimiento a su obra y su persona cuando su ciudad natal, Córdoba, le nombró Hijo Predilecto y le otorgó la Medalla de Oro de la ciudad. Igualmente fue reconocido, en 1991, como gran poeta andaluz al serle concedido el Premio Andalucía de las Letras. En 2006 Radio Nacional de España le otorgó el Premio Ojo Crítico Especial 2006. Y, hace sólo unos días, la Fundación Gerardo Diego le ha otorgado un merecido homenaje en Santander.

         Pablo García Baena nació en Córdoba el 29 de junio de 1921. Cursó estudios de Dibujo e Historia del Arte. En 1947, junto con Ricardo Molina, Juan Bernier y otros poetas y los pintores Ginés Liébana y Miguel del Moral, funda la revista Cántico donde, al margen de la estética dominante en la época, en declaraciones a Elena Matadazas en la feria Internacional de Guadalajara en 2006, García Baena dijo: “Aquella fue una época muy difícil. Nosotros —los poetas de Cántico— nos encontramos con todo deshecho, a veces censurado por la política y apostamos por una poesía de acentuado sensualismo esteticista, barroca, sorprendentemente vitalista, que pudiera reflejar de alguna manera todo lo que se había perdido” Él y sus compañeros de aventura poética concurren al Premio Adonais de poesía y, al no ser premiados, perciben un rechazo oficial a su poesía: su reacción es la creación de la revista “Cántico” (1947) con la que convierten Córdoba en el centro de la poesía andaluza y en ágora que va ha irradiar una gran influencia en los poetas que están aún por venir, pero que serán capaces de descubridles —Manuel Vázquez Montalbán, Guillermo Carnero, Pere Guinferrer, poetas de los llamados “novísimos” , también, cómo no, Antonio Colinas y más tarde Luis Antonio de Villena y tantos otros que han encontrado en “Cántico” y especialmente en Pablo García Baena una excelente referencia con la gran poesía española de todos los tiempos.

         La poesía de Pablo García Baena es lujosa y brillante. Es un gran maestro del verso y la palabra. Guillermo Carnero dice de él que está a la altura de los más grandes poetas españoles del siglo XX. Para muchos especialistas, García Baena y la revista Cántico constituyen el principal exponente y vínculo de conexión entre las actuales generaciones poéticas y los poetas del 27. Fernando Ortiz dice que “García Baena aúna sensualidad y profundidad en un lenguaje de complicada y precisa perfección técnica que, en parte, viene de los grandes maestros del Siglo de Oro, señaladamente Góngora”. El poeta, desde su yo poético, se sitúa en el límite de su identidad buscando el sentido de la expresión que emerge en el límite de la conciencia y, llegando a este punto, me van a permitir que me apropie unas palabras de Pere Gimferrer que, refiriéndose a otro poeta andaluz, Vicente Aleixandre, del que estoy seguro no renuncia García Baena, dice: “La rotunda y diamantina belleza evocaba a Góngora o Quevedo; más el trasfondo indagatorio se situaba en la región de los grandes místicos, de las primigenias esquirlas de pensamiento presocrático o del riguroso itinerario de un Heidegger hacia el fundamento óntico de la palabra humana”[1] 

         En ocasiones todo esfuerzo queda gratificado cuando, como en esta ocasión, uno tiene la oportunidad de presentar a un creador tan excepcional, a un poeta tan esencial. Martín Heidegger dice que la «La esencia de la Poesía es un dar nombres que funden el Ser y la esencia de las cosas»  y Juan David García Bacca, en el comentario a ‘Hölderlin y la esencia de la Poesía’, conferencia pronunciada por Martín Heidegger en Roma en abril de 1936, dice “No se sabe bien ninguna lengua, por mucha gramática natural o cultivada que se sepa, si quien la habla no ha hecho de la tierra: de su tierra natal  y de su tierra adquirida, morada para la Poesía…” ¿Por qué nos expresamos en estos términos?: porque ante la figura de un poeta como Pablo García Baena hay que situarse ante la emblemática esencia de la poesía glosada por los filósofos Heidegger y García Bacca. Pablo García Baena es poeta de la poesía en el más exacto sentido de la palabra poesía. Es un poeta vinculado a lo mejor del barroco y enraizado profundamente en la cultura mediterránea. Poeta por tanto sensual, que dice su verso en un ámbito panteísta donde el ornamento religioso se aferra a su decir genésico. De su voz van brotando las imágenes que nos engarzan a su sentir y nos ayudan a degustar belleza y armonía. Y es que la poesía de Pablo García Baena es búsqueda, indagación, conocimiento y belleza; y, sobre todo, memoria y testimonio de ser. Así, la voz de Pablo García Baena establece, por evocación en la poesía, toda posibilidad de permanencia. 

         Con el Premio de Poesía Villa de Aranjuez 2007, el jurado ha querido reconocer la intensidad, equilibrio y calidad excepcional de la obra poética de Pablo García Baena. Y, al mismo tiempo, rendirle el homenaje que su vida y su obra merecen por el servicio prestado a la poesía española del siglo XX.

[1] Pere Gimferrer.- Perfil de Vicente Aleixandre.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poetas y narradores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s