Pasan lentos los días 4

Cecilio Fernández Bustos

 

 

Ramillete 4                                              

 

Llegar a algo no es necesario. Morir sí,

todo lo inevitable es necesario.

Paul Bowles                                             

  

 

40)    Todos los ritos son una celebración de la muerte. Nunca celebramos la vida aún pendiente o por vivir.

 

41)    Pensamos que la juventud, al día de la fecha, carece de pasión o, tal vez, no tiene más pasión que un cierto hedonismo. Algunas minorías se dedican al cultivo de lo esotérico y a la magia de las drogas o de las religiones. Lamentablemente, hemos de admitirlo, nuestros jóvenes no se rebelan.

 

42)    No es el único, ni el exclusivo papel de los partidos políticos el de gobernar. Son más los asuntos que, además de aquel, legitiman su existencia. Cuando afirmo que los partidos deben hacer un importante trabajo de pedagogía política, estoy diciendo algo parecido a lo que dice Alain Touraine cuando afirma: “El papel de las instituciones sociales es alentar conjuntamente dos órdenes de conductas: la acción personal libre y el reconocimiento del otro, esté éste cerca o lejos, en el espacio o en el tiempo.” [1]

 

43)    Yo, aunque me considero un discreto apologista del hedonismo, tengo en mi sustancia una importante componente ascética.

 

44)    Las organizaciones sociales son invenciones, creaciones culturales y políticas. Así, una vez más, los hombres y mujeres, creamos los mecanismos que permiten a los ciudadanos saberse integrados en la comunidad. Cuando tratamos de dotarnos de instrumentos legales que sancionen situaciones que, de hecho, se establecen con carácter de universalidad, no estamos haciendo otra cosa que incorporar a nuestras normas de convivencia, aquellas situaciones que se han legitimado ya en el consenso de lo universal. Cuando esto no se entiende así, y se sigue postergando en la marginación a quienes organizan su vida en la afirmación de esta o aquella diferencia, estamos, desde la intolerancia que encubre un cierto fundamentalismo, negando la posibilidad de sustentar la propia universalización de nuestras creencias. Por el contrario, cuando la tolerancia acepta el ‘mestizaje’ necesario para la integración, haciendo posible la convivencia y, de este modo se da cabida a la diferencia no ‘uniformada’, entonces sí, los hombres estamos civilizándonos.

 

45)    Las señales de los caminos que conducen al futuro están marcadas en claves laberínticas. No es fácil acertar con la salida, pero, aún así, hay que proyectarse hacia adelante y no quedarse a verlas venir. 


[1] Alain Touraine.- ¿Qué es la democracia?/ Ediciones Temas de Hoy/ Madrid, 1994

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo De este caminar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s