Tres poemas

Atardecer

 

            donde muero y renuncio a vivir para siempre.

                Vicente Aleixandre 

 

            Los cuerpos se estremecen

bajo la córnea ácida del tiempo.

Las horas lloran

con el pálido eco de un susurrar de ríos.

La ventana está abierta:

hay un vacío astral

donde tiemblan los pájaros mojados.

 

            La boca y su delirio

succionan el temblor de la tormenta

que habita en los volcanes del deseo.

En la bruma del sueño

el viento está enjaulado

y busca un pequeño resquicio

para aventar el polen

de una rapsodia en flor.

 

            Ese hueco de luz,

ese leve susurro,

esa queja que calma los dolores

y se diluye en la sombra de los lechos.

 

            En la sede del sueño

 

                        La playa es un altar para la ofrenda.

 

                        Sobre la dispersión del mar

            se ha vertido la miel de tu fervor oculto.

            Y el vino, dulce de cosechas ardientes,

            se derrama

            por la bodega abierta

            en la ciudad del sueño.

 

                        De nuevo Ulises,

            sobre las algas húmedas

            en la cálida arena,

            desmemoriado, espera.           

 

            Amanece

 

                        A Loli

 

                        “La claridad viene del cielo;

                                es un don: no se halla entre las cosas

                                sino muy por encima, y las ocupa

                                haciendo de ello vida y labor propias.”

                                Claudio Rodríguez

 

            Tú eres claridad:

            claridad y luz;

            noticia de la aurora.

            Y en tu vuelo, la sombra se aleja

            y bulle, se cobija y arrincona;

            convertida en pavesa vuela y se desvanece.

            El solsticio y San Juan

            suben, cogidos de la mano, por este callejón

            de la memoria

            donde el tiempo es aroma

            de tilos y magnolias.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo De este caminar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s